¿Qué es ÓPERA SOSTENIBLE?

Una producción de ópera es sostenible cuando nace con la vocación de ser rentable pagándose cada noche con el dinero de las entradas.

Este tipo de producción enriquece desde hace muchos años la vida cultural de millones de europeos. Son espectáculos de alta calidad que cubren la demanda, expectativas y necesidades de la mayor parte de la población. Se diferencian de las producciones subvencionadas porque incluyen al público de una manera activa. El espectador paga un precio justo por su entrada y con él y con su aplauso decide la cultura que quiere recibir. Premia el talento, la entrega y favorece la competitividad real. La proactividad de los ayuntamientos, la cesión y adecuación de los espacios públicos así como los acuerdos de Patrocinio y Mecenazgo ayudan a la difusión publicitaria y a que el precio de las entradas no deje fuera a nadie. Ayudan y colaboran pero en ningún caso desvirtúan el espíritu de este tipo de producción que debe siempre mantener una proporción sostenible entre el costo del espectáculo y los ingresos diarios por entradas.

F. A. Q. (Preguntas frecuentes)


No. Son espectáculos de calidad equivalente a aquellos que en los paises más avanzados de Europa se programan en los denominados segundo y tercer nivel de la ópera. Niveles que en nuestro pais necesitan ser potenciados porque cumplen varias labores fundamentales: Crean públicos manteniendo vivos y disponibles los títulos más conocidos, obras maestras universales que forman parte de nuestro Patrimonio Cultural. Obras alejadas de modas pasajeras que han permanecido ininterrumpidamente en cartel desde que fueron estrenadadas hace 100, 200 o 300 años.

En el plano laboral resaltar asimismo que facilitan la inserción laboral progresiva de los músicos jóvenes, que según van formándose tienen en estas producciones la oportunidad de ir asumiendo mayores responsabilidades acordes con su crecimiento artístico. No difiere de cualquier otro tipo de empresas. La carencia de estos niveles profesionales intermedios obliga a muchos músicos españoles al exilio o les condena al paro.

Son los espectáculos que hoy nos podemos permitir y que siempre podremos mantener. No dependen de los contextos económicos de crisis o bonanza.



La cultura de calidad de gran formato, cuyos máximos exponentes son la ópera y la zarzuela, es necesaria. Inspira a todo tipo de públicos haciéndoles vivir experiencias inolvidables. Además son los espectáculos que más empleo generan. El dinero de nuestra entrada, paga de forma directa el costo total del espectáculo que vemos... dinero que se reparte entre un gran número de familias. La ópera nos enseña la grandeza de trabajar en conjunto y nos muestra la belleza incomparable que se desprende del trabajo coordinado de cerca de 100 personas reviviendo una obra maestra.

La cultura de calidad de gran formato está en peligro por los grandes costos que supone cuando no está gestionada con criterios sostenibles. Consideramos fundamental que España, donde no existen los niveles intermedios de la Ópera, logre en los próximos años articular fórmulas de colaboración con los distintos teatros y ayuntamientos españoles. La producción sostenible de espectáculos tan complejos como la ópera y la zarzuela requiere acuerdos de colaboración internacional, consensuar programaciones entre diferentes ciudades para aprovechar las importantes ventajas que aporta la itinerancia de los espectáculos y una gran capacidad de creación de equipos organizados y eficientes. Es nuestra volundad desde OPERA SOSTENIBLE, trabajar para conseguir que estos grandes espectáculos estén disponibles en todo España para el disfrute del gran público.